Estudio Fotográfico

14

Para cualquier niño, la celebración de la comunión es un evento especial. No se puede dejar nada para improvisar y mucho menos en el tema referente a la fotografía. Ese es un gran día y el protagonista tiene que estar radiante, sereno y tranquilo. Los niños tienen que vivirlo como un día memorable y para ello, las fotos son muy importantes.

Los niños se tienen que sentir cómodos ante las cámaras y por ello es aconsejable para ellos, que tengan a su lado a su mascota o su peluche favorito. Es útil para que los niños se relajen y cojan confianza ante la cámara.
Es importante que los niños se puedan cambiar para la sesión de fotos. Otro aspecto fundamental es que el fotógrafo les explique las funciones de cada elemento que van a usar, ya que se consigue una mayor naturalidad de los niños.
Es esencial que el fotógrafo hable con el niño acerca de sus gustos y aficiones, ya que en ese sentido el niño terminará posando espontáneamente.

Durante todo el período para la elaboración del reportaje, es esencial que se logre un ambiente de trabajo tranquilo y que los niños se diviertan.

Durante todo el período para la elaboración del reportaje, es esencial que se logre un ambiente de trabajo tranquilo y que los niños se diviertan.

El profesional y su ambiente de trabajo

Independientemente del reportaje que vaya a ejecutar el profesional en su ambiente de trabajo, es imprescindible que los padres tengan clara su elección, ya que ese es un día especial para sus hijos.
Para el fotógrafo, la creatividad es algo primordial en su ambiente de trabajo, por ello conviene que los retratos sean divertidos, sacando los momentos más graciosos y entretenidos.

Una de las cualidades que necesita un buen fotógrafo de comuniones para efectuar su trabajo es la empatía. El profesional tiene que lograr ese vínculo con el niño, captando la personalidad del protagonista que se verá plasmada en cada instantánea. Los padres también tienen que ser conscientes de los trabajos anteriores que haya realizado el fotógrafo elegido. Hay que tener en cuenta la iluminación que usa cuando se realiza en ambientes exteriores, así como los planos que utiliza.

Otro aspecto clave para el profesional es el escenario, ya que en ningún momento hay que dejar nada en el aire y si queremos que tanto el protagonista, como los padres se emocionen, tienen que sentir que son excepcionales.