Estudio Fotográfico

21

La historia es la boda

Tenemos que ser conscientes que una boda es una historia. Si somos aficionados a la fotografía y queremos dejar una buena impresión en la boda de algún amigo o familiar tendremos que tener en cuenta diversos aspectos.
Si nos hemos comprometido con esta responsabilidad tenemos que cumplir con ella. Así que si nos encargan esta tarea como si la efectuamos por nuestra cuenta, lo tenemos que tener presente y saber la importancia de los reportajes de boda.

Cuando se celebra una boda, hay fotos que no pueden faltar en el repertorio. Obviamente una de ellas, se realizarían en la casa del novio y las otras, en la de la novia. No olvidemos que también es fundamental fotografiar a otras personas como a los padres y los abuelos de los novios.

Otros matices que también tienen su importancia en los reportajes de boda tienen que ver con la puntualidad a la ceremonia, así que no nos olvidemos de ella.
Los novios son importantes para el reportaje, pero también tenemos que pensar en el resto de los invitados, ya que la boda es una historia.

Aspectos a tener en cuenta en una boda

Otro de los aspectos a tener en cuenta en una boda, es que hay que fotografiar a los asistentes, de este modo tendremos una perspectiva más objetiva de la ceremonia.
 En este sentido  también tenemos que ser creativos, porque gente posando siempre la vamos a tener. Es necesario que nuestros retratos sean curiosos y para ello hay que captar los momentos más graciosos y divertidos.
Otra característica que puede ser interesante y original, es la de sacar fotos a todo aquello que esté relacionado con el evento como flores, adornos y mesas.
Además los detalles son esenciales cuando estemos usando nuestra cámara. Porque si la celebración es algo primordial, los rasgos que la componen también lo son y hay que estar allí, plasmando los anillos, el ramo o cualquier otra situación.

Es preciso que contemos con un mantenimiento adecuado de la cámara, ya que si hemos trabajado en lugares con polvo y húmedos, será mejor que utilicemos un líquido y un paño apropiados para ello.
Y cuando saquemos una imagen, hagamos que el espectador se conmueva y sienta que forma parte de algo especial.