Estudio Fotográfico

mochila fotografia1º- acercarnos a la tienda de fotografía más cercana o de nuestra confianza, y elegiremos la que más nos interesa, teniendo en cuenta varias cosas, el comprar la más cara no significa que sea la mejor, hay que mirar el equipo que tenemos, lo que vamos a trasportar, para comprar el tamaño más adecuado, la protección de lluvia, los refuerzos que lleva, el material en que está construido para no dejarnos llevar por anuncios publicitarios, y otra cosa importante no dejarse llevar excesivamente por los consejos del vendedor, hay que tener en cuentas que las necesidades de la tienda, impuesto por los propietarios se ven obligados a vender productos que a la tienda más le interesa, hoy en día tenemos una herramienta muy buena que internet en la cual podemos comparar entre diferentes marcas y modelos para ver cual nos interesa más, también el acudir a diferentes tiendas para que nos informen nos dará la opción de comparar entre distintos modelos, yo daría la mayor importancia a las protecciones hay que tener en cuenta que los golpes pueden dañar el equipo, con el coste que eso lleva, y sois como yo, los esfuerzo que me ha costado es como para pensárselo, la capacidad que tiene es otro elemento importunísimo si el equipo que tenemos que llevar no cabe, tenemos un problemas muy grande, los departamentos que tenga, bolsillos etc. Son elementos a tener en cuenta también, que lleve una funda para lluvia, nunca se sabe el tiempo que nos va hacer, que sea cómoda para transportar en ocasiones tendremos que andar con ella largo tiempo y si no es agradable sufriremos más de lo necesario, que sea ligera es otro elemento trascendental, al igual que la construcción, la vamos a tener mucho tiempo es importante que nos dure, las costuras, el material al tacto y los refuerzos nos harán disfrutar durante muchos años de nuestra inversión, el color aunque menos importante es una acción a tener en cuenta, los desplazamientos harán que la mochila se manchara los colores oscuros disimulan más la suciedad inevitable, si el presupuesto nos lo permite, tenéis mas de una es una acción a considerar, porque no siempre las salidas son iguales, ir al parque al lado de casa una mañana no es lo mismo que programar una salida a 50 kilómetros, el tipo de fotografía que vallamos a realizar, etc.

2º- transformar una mochila corriente dándole en su interior los refuerzos y complementos necesarios para que cumpla con nuestros objetivos, no es la acción más recomendable pero si la más barata, hacer departamentos para cada uno de los cachivaches que trasportemos, poner refuerzos en los puntos estratégicos, incluso fabricarnos una funda para proteger de la lluvia los más valioso que como ya sabemos es lo más valioso, si le podemos dar una ventaja es que podemos fabricarla a nuestro gusto que es mas personalizada, hay en internet muchas pagina donde informanos de como construirla un pequeño ejemplo es: http://www.nikonistas.com/digital/foro/?showtopic=189669 yo estube navegando cuando costruy la primera, me quedo bastante bien pero segun me hize con mas equipo octe por la occion conpra, sin desacerme de ella por supuesto.

Una sugerencia para darle otra utilidad a nuestra mochila es utilizarla como correa para nuestra cámara y así evitarnos llevarla colgada al cuello, que a veces sobre todo en invierno nos resulta engorrosa por la ropa que llevamos.

Hay que conseguir unos mosquetones y unas tiras para amarrarla en parte delantera de nuestra mochila, colocando los mosquetones en nuestra correa de la cámara, en parte donde la agrandamos, y el otro extremo a la mochila que dependiendo del modelo, puede variar pero en la correa a la altura del pecho suelen llevar alguna anilla, o cinta y hay tenemos que sujetarla, y si tenéis dudas buscarlo en internet.

Fuente: Madrid Distinto